Educamos en solidaridad, compañerismo, igualdad.

La misión fundamental de la escuela es formar personas capaces de asumir la responsabilidad de sus actos, de decidir sobre sus vidas y de contribuir con su esfuerzo al progreso y mejora de la sociedad democrática, abierta y plural que van a vivir. Es preciso que nuestros alumnos respeten las normas de la escuela y respeten a sus Profesores y se respeten entre sí, pues, con ello, aprenderán que el respeto a las leyes y a las instituciones es la base de nuestra convivencia democrática.

Pretendemos una educación basada en el principio de la tolerancia y el respeto. Como centro ordinario con alumnado de nee pretendemos potenciar las relaciones interpersonales de la comunidad educativa, con un propósito compensador, solidario y tolerante se abordan las desigualdades por razones psíquicas, físicas, sociales y culturales para dar una respuesta adecuada a las mismas.

Pretendemos que nuestra comunidad educativa viva el Centro como un entorno humanizador, confortable, estimulante, crítico, abierto, participativo y como fuente de posibilidades y recursos que ayuden en la formación del desarrollo pleno de nuestro alumnado; creando un clima de convivencia basado en la cooperación, camaradería y respeto. Aceptando las normas establecidas y comprometiéndose a respetarlas.

El diálogo entre los miembros que componen toda nuestra comunidad será un principio básico.

El objetivo de este PROYECTO, elaborado con la participación efectiva de todos los sectores de la comunidad educativa,  es establecer de manera consensuada unas normas básicas de comportamiento y el mecanismo para asegurar su cumplimiento.

El Proyecto recoge todas las actividades que, a iniciativa de cada uno de los sectores de la comunidad educativa, se programan con el fin de fomentar un buen clima de convivencia dentro del centro escolar. 

Para elaborar un Plan de Convivencia que resulte adaptado a nuestra realidad diaria, tiene que ser elaborado en un clima de diálogo y de reflexión que permita hacer una evaluación previa de la situación inicial y de las necesidades que de dicha situación se derivan.

 

Pretende ser un Plan consensuado y elaborado coordinadamente entre todos los miembros de la Comunidad Educativa para que, al surgir del trabajo común, se genere un compromiso de cumplimiento y de evaluación del mismo.

 

Así pues, para su elaboración nos proponemos:

 

  • Establecer de manera coordinada, por ciclos, las normas básicas de comportamiento, la forma de hacerlas llegar al alumnado y a sus familias, así como la actuación ante su incumplimiento.
  • Determinar las actividades que como centro se realizan a lo largo del curso escolar en pos de una mejor convivencia.
  • Establecer los cauces de difusión entre los diversos sectores de la Comunidad Educativa.
  • Determinar los Indicadores de Evaluación del Plan de Convivencia los cuales nos den la información que nos permita ir ajustando nuestra actividad en función de los resultados conseguidos.

 

 

Pretendemos que el Plan de Convivencia sea el documento en el que se reflejen las actividades concretas que curso a curso nos planteamos en beneficio de una convivencia adecuada de respeto al prójimo, a los materiales, al trabajo diario…  En definitiva, el documento que, como anexo del R.R.I. (y siempre partiendo de lo que en él se marca) establece las normas cotidianas y nuestra actuación concreta ante su incumplimiento.

Si quieres consultar nuestro plan de convivencia aquí te lo dejamos en pdf:

View Fullscreen

Autor entrada: Colegio